Este fin de semana fui a las montañas y nuestro carro se atascó y Dios me enseñó algo muy valioso.

Primero intentamos a empujar porque éramos un grupo de mujeres pequeñas … de verdad no tuvimos la fuerza. Entonces comenzamos a cavar nuestro carro del monte de nieve. Luego pusimos las alfombrillitas debajo del las llantas y mecemos el carro de un lado a otro. Finalmente movió y seguimos nuestro camino.

Si no pedimos ayuda e ideas entre nosotras, probablemente hubiéramos estado sentados allí hasta que la nieve se derritiera.

Ayuda es necesaria para avanzar en la vida.

Pedir ayuda es crucial en hacer cosas más fácil y más eficiente. Está bien, saludable e incluso deja una buena impresión.

No es un indicio de debilidad. En todo caso, es un indicio de fuerza, humildad y respeto. Pues entonces, ¿por qué nosotros, la mayoría de las veces, intentamos a hacer la vida solos, sin la ayuda de Dios?

Dios es consensual. Intervendrá si preguntas, pero si quieres hacerlo solo, él te dejará hacerlo. Santiago 1:5 dice que si preguntas, él responderá.

Da un paso adelante y haz preguntas, pide consejos, pide ayuda. Te hace más sabio, menos estresado y te ayuda a sentirte más seguro al ser menos egoísta.

No solo te ayudará en tu camino con Dios, sino a través de tu camino en la vida. Te convertirás en un mejor estudiante, compañero de trabajo, empleado, novio, maestro, etc. Hacer preguntas resuelve problemas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s